La depilación láser es un tema muy interesante para aquellas personas que buscan un método eficaz para librarse del vello no deseado. Después de años utilizando sistemas de depilación que no producen resultados permanentes, muchas personas llegan nuestro centro buscando una solución más duradera.

Nuestro método de depilación con láser de diodo puede ser esa solución que buscas.

Hoy voy a explicarte en este artículo cómo funciona el láser y te daré algunos datos a tener en cuenta.

¿Qué es la depilación láser?. ¿Cómo funciona?

El procedimiento para eliminar el vello mediante el láser es el siguiente: Utilizamos un instrumento que emite un haz de luz de elevada intensidad. Se presiona contra la piel y se realiza el disparo. Este atraviesa la piel y llega al folículo piloso, lo calienta y lo lesiona. Esto causa un daño al folículo que impide su crecimiento. El procedimiento mantiene intacta la piel de alrededor.

Pero el láser solo afecta al folículo del pelo en crecimiento. Debido a que cada pelo se encuentra en una fase de crecimiento diferente, son necesarias varias sesiones para obtener los resultados deseados.

Ya que el láser afecta a la raíz, es importante evitar sistemas como la depilación con cera o pinzas durante el periodo previo al tratamiento. El motivo es que si arrancamos el vello, el láser no será eficaz ya que habremos extraído la raíz.

También es recomendable no tomar el sol antes de realizar la depilación láser. Esta funciona mejor sobre pieles más claras y la posibilidad de efectos secundarios también se ve reducida.

Ventajas de la depilación con láser de diodo

La situación ideal para la depilación con láser es en personas con piel clara y vello oscuro. En este caso son necesarias menor número de sesiones para que el paciente note la disminución de vello.

Con el láser de diodo, el que utilizamos en el Centro Karmele, es posible trabajar sobre pieles más oscuras y conseguir esa reducción deseada del vello. Debido a la mayor longitud de onda de este tipo de láser, penetra más profundamente el la piel y resulta eficaz en el vello más oscuro y profundo.

Cada pulsación de luz dura menos de un segundo y afecta a varios pelos al mismo tiempo, así que la duración de la sesión no será muy elevada, aunque, por supuesto, dependerá del tamaño de la zona a tratar.

Posibles contraindicaciones y efectos secundarios

La piel no debe tener heridas abiertas ni lesiones como herpes. Es importante que esté intacta y, además, se recomienda no haber tomado el sol en los días previos.

Debes tener en cuenta que la depilación con láser de diodo es menos eficaz para el vello más claro y fino.

Después de la sesión puede que notes la piel enrojecida, como si te hubieras quemado con el sol. Es algo pasajero que puedes aliviar con frío y crema hidratante. Recuerda usar protección solar elevada después de tus sesiones con el láser.

En algunos casos muy excepcionales se pueden producir decoloraciones de la piel o quemaduras aunque esto se evita con una técnica correcta.

El proceso no es doloroso aunque, dependiendo de la sensibilidad personal, puede resultar más o menos incómodo.

Si tienes más dudas que te gustaría preguntarnos, llámanos o date una vuelta por el Centro Karmele en Donostia y te explicaremos todo lo que quieras saber sobre la depilación láser.

depilación láser—min.jpg

Comment