En el mundo de la belleza y el bienestar, ha surgido en los últimos años una nueva forma de dirigir los tratamientos. Ahora no solo nos enfocamos en el exterior sino que podemos actuar también desde en interior.

La nutricosmética puede ayudarte a mejorar complementando los procedimientos estéticos.

Descubre con nosotras lo que te aportan estos tratamientos.

¿No te provoca curiosidad?

¿Qué es la nutricosmética?

La nutricosmética es un nuevo concepto que aúna nutrición y cuidado personal. Explicado en pocas palabras, consiste en utilizar principios naturales para nutrir nuestras células y, de este modo, cuidar nuestro aspecto exterior.

Para crear estos suplementos se emplean fórmulas concentradas de nutrientes que se encargan de mejorar la salud y apariencia de la piel, el pelo o las uñas aportando aquello que las células necesitan.

¿Por qué te interesa aquello que aporta la nutricosmética?

Cada vez somos más conscientes de la importancia de la dieta y la alimentación para mantener un cuerpo y una apariencia saludables. Sabemos que el aspecto exterior no es otra cosa que un reflejo de aquello con lo que nutrimos nuestro interior.

Pero debido a nuestro estilo de vida, acelerado y estresante, nos cuesta encontrar la mejor forma de velar por nuestra salud.

Por ello, nos interesa encontrar productos que podamos adaptar a nuestro día a día para cuidarnos de una forma más cómoda y sencilla.

Aunque los suplementos nunca van a sustituir a una dieta equilibrada y a un estilo de vida saludable, podemos tenerlos en cuenta como complementos para tratar de suplir aquello que nos falta.

Estos aportes nos van a servir para combatir ciertas alteraciones estéticas como la celulitis o los acúmulos de grasa localizada. También podemos apreciar sus beneficios en la piel para mejorar la sequedad, las líneas de expresión y las manchas.

¿Cómo funciona la nutricosmética?

Este tipo de suplementos cubre lo que la piel necesita para mantener una tasa de renovación saludable, protegiéndola además de agresiones externas que pueden causar un envejecimiento prematuro.

El tratamiento se basa en una valoración personalizada. Es importante que identifiquemos la causa de la alteración para elegir el tratamiento nutricosmético que ayudará a mejorarla.

Los nutricosméticos se toman por vía oral y van a trabajar desde el interior de nuestro cuerpo. No son productos milagrosos sino complementos a lo que nuestras células necesitan. Por ello, es necesario comprender que necesitamos un tiempo para ver los resultados.

En el centro Karmele trabajamos con el Método 180 The Concept(R), siguiendo un proceso que garantice los resultados que buscamos.

  • Lo primero es realizar un diagnóstico de las necesidades para detectar las posibles carencias nutricionales.

  • Posteriormente pautamos el plan de nutricosmética apropiado para cubrir esas carencias detectadas.

  • Y no debemos olvidar las revisiones para evaluar los resultados obtenidos y descubrir otras necesidades.

Este método busca que cumplir años se refleje lo mínimo en el exterior.

¿Estás preparada para descubrir cómo puede ayudarte?

Contacta con nosotras si quieres más información sobre cómo acercarte a tu bienestar.

nutricosmética-min.jpg

Comment