La celulitis es una de las grandes preocupaciones estéticas femeninas.

No es exclusiva de las mujeres pero sí es cierto que la sufren en mayor número que los hombres. Por eso, sobre todo al llegar el verano, nos lanzamos a la búsqueda de soluciones que puedan ayudarnos a mejorar el aspecto de la piel.

Para saber algo más, te recomiendo que leas este artículo del blog sobre qué es la celulitis y por qué aparece.

Hoy me gustaría hablarte de uno de los tratamientos]1 que realizamos en el centro Karmele en Donostia para reducir la celulitis: la radiofrecuencia Medestec.

¿Qué es la radiofrecuencia?

La radiofrecuencia es una tecnología que implica el calentamiento de los tejidos más profundos de la piel alrededor de la zona afectada. Este calentamiento provoca que los depósitos de grasa se derritan y sean posteriormente drenados por el sistema linfático para su eliminación.

Además mejora la circulación sanguínea en la zona y logra reforzar los tejidos al aumentar la síntesis de colágeno, con lo que la apariencia de la celulitis en la piel se reduce.

La esencia de este tratamiento se encuentra en su capacidad de actuar a nivel profundo sin causar entrojecimiento, quemadura o irritación en la superficie de la piel.

¿Dónde actúa?

En nuestro centro utilizamos el sistema de radiofrecuencia Medestec.

La diatermia Medestec actúa sobre los tejidos más profundos, en la hipodermis, permitiendo mejores resultados que otros sistemas de radiofrecuencia que se quedan en niveles más superficiales de la piel.

Es importante saber que no todos los tratamientos son iguales. Los tratamientos de radiofrecuencia bipolar actúan de forma superficial, no son muy eficaces para llegar al tejido más profundo y no son capaces de actuar contra la celulitis. Las frecuencias monopolares, como las que utiliza Medestec, consiguen alcanzar la capa hipodérmica y producir la retracción del colágeno, combatiendo de este modo la celulitis, la flacidez y mejorando la elasticidad de la piel.

Aunque los efectos de mejora en el aspecto pueden ser visibles desde la primera sesión, lo ideal es realizar varias sesiones que refuercen la acción de la radiofrecuencia sobre los acúmulos grasos.

¿Para qué más se utiliza la radiofrecuencia?

Esta técnica no se emplea solo en el tratamiento de la celulitis o la flacidez de la piel del cuerpo sino que también podemos aprovechar sus beneficios para mejorar el aspecto del rostro.

Utilizándolo en la cara conseguimos aumentar la luminosidad de la piel, atenuar arrugas y combatir el descolgamiento de los tejidos de la cara y el cuello.

Además, durante el tratamiento aprovechamos para aplicar productos cosméticos especificos y de este modo aumentar su efectividad.

Seguro que después de leer todo lo que es capaz de lograr la radiofrecuencia te ha picado la curiosidad por saber cómo podrías aprovecharlo en ti misma.

Ya sabes cómo resolver tus dudas: consúltanos.

Ponte en contacto con nosotras y te aclararemos cualquier pregunta que tengas.

radiofrecuencia-min.jpg

Comment