¿Qué es y dónde está el colon?

En nuestro sistema digestivo, el intestino se encarga de la absorción de nutrientes y de la eliminación de aquello que no nos interesa.

El intestino grueso, la última parte del tubo digestivo tiene como función principal reabsorber lo que pueda ser aprovechado y descartar las sustancias de desecho.

El colon es una de las partes del intestino grueso y, en ocasiones, en él se acumulan restos no digeridos y elementos tóxicos que pueden provocarnos problemas de salud.

¿Cuál es la función de la limpieza de colon?

La limpieza de colon se ha utilizado a lo largo de la historia como método para ayudar a los procesos naturales de eliminación de toxinas del cuerpo. En el antiguo Egipto ya se utilizaba el agua para la limpieza de los tejidos dentro del intestino.

El propósito básico de este procedimiento es utilizar el agua para hidratar posibles residuos que hayan quedado en las paredes intestinales y de este modo facilitar su eliminación. Así el tubo digestivo se deshace de restos en estado de descomposición que pueden estar afectando a nuestra salud.

En el intestino existen colonias bacterianas beneficiosas para nuestro organismo. Estas bacterias se encargan de mantener equilibrado el pH, favorecer la absorción de nutrientes e incluso de la síntesis de ciertas vitaminas. Cuando el tubo digestivo se satura de restos tóxicos, estas bacterias no pueden vivir y en su lugar crecen otro tipo de microorganismos perjudiciales como las cándidas y levaduras.

Mantener una adecuada limpieza y evacuación intestinal consigue que nuestra microbiota o colonia bacteriana intestinal se mantenga en las mejores condiciones posibles.

¿Para quién puede resultar beneficioso este procedimiento?

Las personas que no consiguen unos hábitos de eliminación intestinal regulares, al menos una vez al día, son más propensas a acumular estos restos tóxicos en su intestino.

Estas personas obtendrían beneficios de una limpieza regular mediante la hidroterapia de colon.

Aquellos con un intestino saturado pueden experimentar síntomas más allá de los digestivos. Ciertos problemas de salud como dolores de cabeza, sensación de fatiga y baja energía, la llamada "niebla mental" o dificultad para mantener la concentración, podrían mejorar optimizando los procesos de limpieza y eliminación intestinal.

¿Cómo es el proceso?

El proceso consiste en introducir agua templada en el intestino y retirarla permitiendo la salida al mismo tiempo de residuos acumulados.

La temperatura y la presión del agua está controlada en todo momento y el proceso dura entre 40 y 45 minutos. En nuestro centro, La hidroterapia de colon se lleva a cabo por personal sanitario cualificado y entrenado en la realización del procedimiento, respetando en todo momento la privacidad del paciente.

El método es limpio e higiénico, sin problemas de olores o fugas. No es doloroso aunque en algunos casos se podría experimentar una cierta incomodidad o molestia abdominal a medida que se introduce el agua.

Antes de realizar la hidroterapia, tendremos una consulta previa en la que te explicaremos todo lo relacionado con el procedimiento, para que puedas aclarar posibles dudas.

Si no estás seguro de si esta técnica puede beneficiarte, llámanos o contacta con nosotras y te lo explicaremos todo con calma.

hidroterapia de colon-min.jpg

Comment