Pronto empieza el curso escolar, época de plantearse cambios, retos y nuevos propósitos. Seguro que tú también has pensado en algún momento después de las vacaciones: "Quiero sentirme mejor, así que este curso voy a empezar a hacer algo para lograrlo".

Cuando buscamos una mejora en nuestra salud o estética, es importante tener claro lo que queremos conseguir. Quiero sentirme bien es algo demasiado abstracto, es muy difícil encontrar el camino cuando no sabemos seguro cuál es la meta.

Elige tu objetivo

Tu primer paso debería ser buscar un objetivo concreto. ¿Cuál es el problema que más te preocupa? ¿Qué es eso que te acompleja y te gustaría mejorar? ¿Cuál es ese cambio que logrará que te sientas mucho más feliz?

Nosotras en el centro Karmele hemos planteado nuestros tratamientos como diferentes programas enfocados a objetivos concretos.

Nuestros programas se dirigen a problemáticas diferentes y son totalmente personalizables según tus necesidades. Voy a explicarte en este artículo cómo funcionan.

Programas Karmele

Lo primero que debemos realizar es una entrevista para que podamos saber lo que te preocupa, cuáles son tus antecedentes de salud o tus preferencias personales. Durante la misma, iremos afinando para poder elegir un programa que se adapte a ti.

Durante este encuentro, elegiremos entre los distintos planes que tenemos a tu disposición.

Los programas se personalizan y adaptan tras realizar el diagnóstico.

Primero te cuento datos sobre los programas faciales, dedicados a aquellas personas que pretenden mejorar el aspecto de la piel del rostro.

Por ejemplo, si tu problema es el descolgamiento de la piel y la falta de firmeza, con el plan reafirmante nos enfocaremos en mejorar zonas como las mejillas, el mentón y el cuello, que son las partes de la cara que más sufren los efectos del paso del tiempo y la gravedad.

En el caso de que las manchas sean lo que te preocupa, podremos realizar un programa despigmentante que incluya higiene, hidratación y el tratamiento apropiado para aclarar la piel y unificar el tono.

También existen otros específicos para aportar luminosidad a pieles apagadas o el programa piel lisa que se dirige a atenuar las líneas de expresión que van apareciendo con el paso del tiempo.

Imaginemos ahora que tu principal preocupación se encuentra en el cuerpo.

Puede que la celulitis sea lo que más te agobia y aquello que quieres perder de vista a toda costa. Tenemos un programa anticelulítico encaminado a conseguir una piel lisa en esos puntos en los que este problema suele estar más presente.

Si son los kilos de más lo que te angustia, el camino es enfocarnos en el programa de obesidad/sobrepeso con el que te daremos las pautas necesarias para avanzar hacia el peso que deseas.

También hay otros programas como el dirigido a aliviar la pesadez de piernas y mejorar la circulación o el que te ayudará a conseguir un vientre más plano.

Por último, quizá lo que tú necesitas es mejorar tu bienestar.

En ese caso, los programas enfocados a aumentar tu energía o tu vitalidad, mejorar el sueño, reducir el nivel de estrés con el que vives o desintoxicar tu organismo estarán entre los que elegiremos tras esa primera entrevista.

Como ves, existen muchas opciones para mejorar tu vida este curso.

Elige tu objetivo de salud y belleza para este otoño y nosotras te ayudaremos a conseguirlo.

Llámanos y plantéanos cualquier duda que te surja.

programas karmele-min.jpg

Comment