Trabajamos con diferentes herramientas de madera impregnadas en aceites reductores y drenantes para movilizar tejido y drenar.

Se puede trabajar por todo el cuerpo.

La sensación es muy agradable y al final de la sesión percibirás que el cuerpo está más ligero, más irrigado y muy trabajado.

Si te gusta sentir que se está trabajando con una finalidad y a su vez te gusta disfrutar del tratamiento placentero, este es tu tratamiento.